El eterno dilema del centro

image

Diario Olé

Con poco más de un tercio del campeonato de Liga transcurrido y con la Champions League aún saliendo del letargo de la fase de grupos, los aficionados del Real Madrid y parte de la prensa afín al club blanco han abierto por fin los ojos para descubrir que, una vez más, los sempiternos males de su equipo siguen repitiéndose. Mientras una parte de la farándula madridista sigue empeñada en refocilarse una vez con la construcción de un equipo de ensueño (ver la portada de Marca de este martes muestra el camino por el que la maquinaria presidencialista quiere llevar a la masa merengue), los más racionales ven como, una vez más, el barco se dirige de forma irremediable  hacia los acantilados del fracaso doméstico y europeo.

imageMientras el alquimista contratado por el todopoderoso presidente (emulando las formas de un dux veneciano) sigue buscando la Secuencia de Fibonacci que le lleve al éxito absoluto y a acabar de paso con la supremacía del malvado rival de la tan incipiente como quimérica república catalana, el común de los mortales ya se dio cuenta hace bastante tiempo de que ese arcano no se encontraba en descifrar esa proporción áurea, sino en reconocer que su principal problema es el que curiosamente comparte con el Partido Popular: la pérdida del centro.

image

Algo tan sencillo ha sido el caballo de batalla del megaempresario del año en sus dos etapas al frente de la entidad de Concha Espina. Como buen constructor español, Florentino prefiere pagar millonadas a estrellas del marketing (el equivalente a los que idean sus fabulosos proyectos en todos los confines del mundo) que remangarse para ver las obras desde el terreno y reconocer que hasta el más espectacular edificio necesita para su realización de obreros cualificados y bien remunerados que aporten lo necesario para la consecución del objetivo final. Eso explica que, ni Makelele primero, ni Khedira después, merecieran el honor de entrar en el selecto club de los multimillonarios dado su perfil mediático bajo, y tuvieran que abandonar el club por la puerta de atrás (eso sí, con sendas Champions debajo del brazo) para dar paso a otros futbolistas de menor capacidad de trabajo y esfuerzo, pero de mayor atractivo fotogénico. Y es que todo hace pensar que el presidente, empeñado en su intento de emular a César pasando de la república a la dictadura a golpe de reforma estatutaria (quién sabe si una vez conseguido querrá aspirar al púrpura de Augusto), parece poco interesado en reconocer sus errores y ha optado una vez más por una huida hacia delante.

image

Fuente: El Periódico

La esperpéntica “rueda de prensa” de la semana pasada (muestra del servilismo de la prensa deportiva a los intereses de los magnates de nuestro fútbol), y en la que Florentino disparó hasta al pianista en vez de reconocer las arenas movedizas sobre las que se asienta su proyecto, dejó bien clara su apuesta por ese precepto tan en boga actualmente entre la clase política patria, de Rajoy a Mas: “O yo, o el caos”. En lugar de ver la evidente decadencia en la que entrado el mítico proyecto de “Zidanes y Pavones” el bien pagado mártir Benítez (nunca un entrenador fue menos defendido por un gran club que el madrileño, que es humillado a diario por la prensa nacional e internacional con la connivencia del mandamás merengue y su corte de aduladores) será el cabeza de turco que pague por los delirios megalómanos de su señor. Ante el improbable surgimiento de una “primavera blanca” que acabe con esta situación (con menos futuro que el de la oposición siria ante el régimen de Bashar al-Asad), los madridistas seguirán penando viendo como el brillo de la “marca Real Madrid” sigue dejando en la oscuridad el que debe ser el principal logro de un club de fútbol, los títulos deportivos. Aunque eso, para quien cuenta con una abultada cuenta bancaria que crece día a día de forma exponencial, quizás eso es lo de menos.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: