Cromos inolvidables: Txema

Fuente: Ediciones Este

Fuente: Ediciones Este

Salto de Galicia a Cataluña para hablar de un futbolista que dejó buen recuerdo allá por donde pasó. Sin tener una calidad destacable ni ser muy estético en su juego, su entrega y honradez en el terreno de juego le hicieron ganarse el cariño de los aficionados, especialmente de la Unió Esportiva Lleida y el Racing de Santander. Con estos datos, el jugador que pasa hoy por esta sección no puede ser otro que Txema Alonso. Bilbaíno de nacimiento, se formó en las filas del Indautxu de Basauri desde la categoría alevín a la juvenil. En esa época, cuando contaba con sólo 18 años decidió hacer las maletas y salir de casa para arrancar su carrera futbolística, aterrizando en la Terra Ferma, un hecho que no sólo cambió su vida personal sino que también definió el resto de su carrera deportiva.

Tuvo un estreno afortunado siendo integrante de la plantilla que devolvió al conjunto catalán a la Segunda División. Con su paisano Mané en el banquillo se afianzaría en el centro de la zaga azul, compartiendo línea con Maza, el argentino Walter Lozano y el argelino Benhalima en dos campañas en las que se quedó a las puertas de jugar la famosa “promoción de ascenso” a Primera. Llegaría incluso a debutar con la sub 21 de la mano de Chus Pereda, jugando dos encuentros ante República Checa y Portugal. Pese a rumorearse sobre su pase al Espanyol ese mismo verano, se mantuvo fiel al club que le había dado la oportunidad ser profesional, y el tiempo le dió la razón. Tras las decepciones llegaría el premio gordo, cumpliendo ese viejo proverbio de que “a la tercera va la vencida” al proclamarse campeón de Segunda en la 1992-1993.

Fuente: El Mundo Deportivo

Fuente: El Mundo Deportivo

Su estreno entre los mejores del fútbol patrio se produciría el 5 de septiembre en el Heliodoro Rodríguez López con resultado adverso, ya que un solitario gol de Felipe Miñambres dejó los puntos en casa. Cuatro jornadas más tardaría el Lleida en sumar su primer punto, fruto de un empate ante el Valencia, aunque habría que esperar aún más para asistir a la primera victoria del año, la primera a domicilio de su corta historia en Primera: el 7 de noviembre fue precisamente Txema el que abrió una goleada en Anoeta que rematarían Rubio y el danés Andersen. Fue un espejismo, porque los de Mané acabaron la primera vuelta compartiendo farolillo rojo con Osasuna. Mejor rodarían las cosas en la segunda parte del campeonato, en la que el Lleida fue capaz incluso de tumbar al Real Madrid en el Camp d’Esports provocando las iras de Benito Floro, perder por la mínima en el Camp Nou y empatar ante el Depor. Aún así sus opciones de permanencia en la última jornada pasaban por derrotar al Racing en Santander y esperar el tropezón del Valladolid en Vigo. Ninguna de esas dos situaciones se produjo, y los de la Terra Ferma volvieron a Segunda por la vía rápida.

Parecía que el descenso provocaría la salida de gran parte de los puntales de la temporada, pero tanto Mané como nuestro protagonista y otros compañeros se mantuvieron fieles al equipo para intentar obrar su segundo “milagro” consecutivo. Una vez más sería fijo en el esquema de cinco atrás propuesto por el técnico de Balmaseda, saliendo del once sólo por sanción (vería trece amarillas y dos rojas) y destapándose como goleador al lograr cinco tantos, incluyendo uno decisivo ante el Hércules que certificó el acceso a la promoción. El rival en la eliminatoria sería el Sporting: después de un empate in extremis en la ida, en la vuelta los catalanes estuvieron a punto de lograr la machada en un abarrotado Molinón, pero finalmente cayeron por un ajustado 3-2

El fin del sueño del ascenso fue el fin de la etapa de Txema en Lleida. Pese al interés del Celta, ese verano firmó por el Racing, incorporándose a la plantilla de Vicente Miera para sustituir a un jugador que se había ganado a pulso a la grada del Sardinero, el bielorruso Andrei Zygmantovich. Pronto demostraría lo acertado de su fichaje, formando junto a Merino y Pablo Alfaro uno de los centros de la defensa más contundentes de la Liga. En una temporada extraña, la de los veintidós equipos, el equipo tuvo que sobreponerse a la guerra abierta entre Vicente Miera y Quique Setién, que acabaría con el diez siendo apartado de la plantilla y con el entrenador de Nueva Montaña destituido. Precisamente en el último partido del capitán, el disputado en el Camp Nou el 2 de diciembre de 1995, el protagonismo fue para Txema, que consiguió firmar el histórico gol del empate que rompía una sequía cántabra de más de décadas en feudo culé. Al finalizar la campaña, y una vez conseguido el objetivo de la permanencia, el balance personal era más que positivo para él, aunque en el lado negativo hay que señalar que encabezó el poco honroso ranking de más tarjeteado, con quince amarillas y dos rojas. En la memoria de los racinguistas quedaría su actuación ante el Atlético de Madrid, donde se las vió ante Caminero al que “cazó” apenas doce minutos después de saltar al terreno de juego siendo expulsado directamente (como anécdota, Pablo Alfaro seguiría su camino apenas ocho minutos después).

Fuente: El Mundo Deportivo

Fuente: El Mundo Deportivo

La llegada de Marcos Alonso al banquillo no hizo que cambiara su rol, aunque sí de acompañantes con la llegada de Diego López y Schürrer. Incluso volvió a ver portería, anotando goles a Deportivo y Celta en el “rush” decisivo del campeonato. Siguió siendo habitual en la segunda temporada del cántabro en Santander (Nando Yosu se haría cargo del equipo tras su destitución), aunque su participación se redujo ligeramente. A pesar de ello le volvería a dar tiempo a volver a mostrar su acierto de cara a la portería contraria, otra vez con el Celta como víctima.

Fuente: Racinguistas

Fuente: Racinguistas

Pasaban los años, y llegaban más competidores en la defensa. El verano de 1998 fue movido en esta línea para el Racing, que incorporó al sueco Mellberg y al argentino Arzeno, además de subir al primer equipo al canterano Neru. Aún así Txema volvió a amoldarse a las novedades, ganándose la confianza de Yosu. Su salida mediada la liga le dejó sin su principal valedor, y con el paraguayo Gustavo Benítez al mando sus apariciones fueron de más a menos, terminando la campaña viendo la mayor parte de los partidos desde la grada.

Fuente: El Diario Montañés

Fuente: El Diario Montañés

Su papel seguiría reduciéndose, y en la 99-00 se convirtió en el defensor menos utilizado por Benítez, que apostó incluso por Neru por delante de él. Tampoco encontró acomodo en el centro del campo , cubierto por Vivar Dorado y Espina, y donde empezaban a despuntar nombres como Ismael y Gonzalo Colsa. Aquejado también de problemas físicos, se habló de su posible paso al Rayo, pero decidió quedarse, viviendo el cáotico año que acabó con el Racing en Segunda y que tampoco fue mejor para el entregado defensa vasco, que no pudo vivir la única noche de gloria racinguista de ese año, el 4-0 obtenido sobre el Barça de Serra Ferrer.

Ascender y decir adiós al Racing fue todo uno. Sin hueco en el equipo, salió cedido rumbo a Getafe, jugando una quincena de partidos aunque sin tener continuidad. Terminada la cesión, rescindió su contrato para volver a Lleida, con el objetivo de sacar al equipo de sus amores de la Segunda B. En esta ocasión sí pudo sentirse importante, contribuyendo de forma decisiva al ascenso. Permanecería en el club dos temporadas más, hasta su retirada al final de la 2005-2006, afincándose definitivamente en la capital de la Terra Ferma. Su vinculación es tal que en la actualidad es concejal de Deportes del Ayuntamiento de Lleida.

Fuente: Ayuntamiento de Lleida

Fuente: Ayuntamiento de Lleida

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: