Cromos inolvidables: Julio César Cáceres

Fuente: El País

Fuente: El País

Cada semana al ponerme delante del Ipad para encontrar un jugador que analizar en esta sección. A mi afán por no repetir equipo hasta no completar un repaso a los clubes que han pasado por Primera en los últimos cuarenta años se ha unido en las últimas semanas la exigencia de que el futbolista a recordar hubiera llegado a España tras jugar la Copa del Mundo. Con esos condicionantes era complicado encontrar a alguien, pero al final tras escudriñar bases de datos dí con Julio César Cáceres, defensa paraguayo que pasó de forma testimonial por el Nastic de Tarragona.

Cáceres IntercontinentalNacido en San José de los Arroyos en octubre de 1979, su carrera profesional se iniciaría en el Olimpia de Asunción. Desde la posición de central se haría con los campeonatos nacionales de 1999 y 2000, aunque su consagración llegaría en 2002, cuando con el antiguo guardameta del Betis Nery Pumpido en el banquillo el Decano levantaría la Copa Libertadores al derrotar en la final al Sao Caetano de Marcos Senna. Ese mismo verano viajaría a tierras asiáticas para jugar su primer Mundial con Paraguay, siendo titular en los cuatro encuentros disputados por los guaraníes formando línea defensiva con Arce, Gamarra, Ayala y Caniza. Tras ser segundos del grupo de España, los de Cesare Maldini encontrarían su tope en octavos ante Alemania. Sin acabar el año tendría la oportunidad de medirse al Real Madrid de los Galácticos en la final de la Intercontinental que decidieron Ronaldo y Guti.

Al año siguiente sumaría un nuevo logro con la consecución de la Recopa Sudamericana, conseguida por Olimpia al derrotar a San Lorenzo de Almagro en la final disputada en el Memorial Coliseum de Los Ángeles. Tras una temporada más en Asunción, saltaría el “charco” para comprometerse con el Nantes para reemplazar a Mario Yepes. Debutaría en la Ligue 1 ante el Bastia, ganando poco a poco peso hasta que una lesión mediada la primera vuelta le dejó K.O. buena parte de la temporada. El cambio de entrenador en los “canarios” hizo que tuviera que buscarse la vida con dos cesiones a Atlético Mineiro y River Plate. Su salida de la “banda sangre” estuvo rodeada de polémica, hasta el punto de rumorearse que se había intentado “borrar” de la vuelta de los cuartos de final de la Libertadores, donde los de Buenos Aires terminarían eliminados por Libertad de Asunción.

Paraguay 2006

Las aguas se calmarían con su convocatoria para Alemania 2006, donde otra vez sería titular. Encuadrado en un grupo difícil junto a Inglaterra, Suecia y Trinidad y Tobago, Paraguay se quedó a las puertas de los octavos al perder por la mínima ante ingleses y suecos, haciendo inútil la victoria ante los caribeños.

Fuente: 324.cat

Fuente: 324.cat

Un recién ascendido a la Liga de la Estrellas buscaba ese mismo verano futbolistas con los que afianzar su proyecto, y ahí surgió el nombre de Cáceres para apuntalar el entramado defensivo de Luis César Sampedro. Tras cerrar el acuerdo de cesión con el Nantes, el paraguayo pasaría reconocimiento médico a mediados de agosto, aunque problemas con su transfer internacional provocaron que no pudiera estar disponible hasta principios de octubre. Tuvo que renunciar a una llamada de Raúl Amarilla para jugar un amistoso ante Australia, anteponiendo su debut liguero en Mestalla, que se saldó con una espectacular goleada en contra (4-0).

Fuente: El Mundo Deportivo

Fuente: El Mundo Deportivo

A partir de ahí sería una habitual en las alineaciones de Luis César, aunque los resultados siguieron sin acompañar a los tarraconenses, que sumaron siete derrotas y un sólo empate, precipitando el cambio en el banquillo, con el desembarco de Paco Flores. La situación no mejoró, y en medio de una caótica situación deportiva Cáceres empezó a barajar nuevos destinos. Tras hablarse de un preacuerdo para retornar a River, finalmente abandonaría Tarragona con destino a México, dejando un pobre bagaje de once partidos completos y una tarjeta amarilla en la Liga BBVA.

Fuente: Terra

Fuente: Terra

Firmaría por los Tigres de la UANL, donde jugaría de forma regular hasta que un año más tarde llegara una nueva oportunidad en su trayectoria al enrolarse en Boca Juniors. Se convertiría nuevamente en un futbolista importante, incluso aportando un gol en la eliminatoria de cuartos de final de la Copa Libertadores jugada ante Atlas. Ampliaría su vitrina con su segunda Recopa Sudamericana y un Apertura, aunque antes de este segundo título protagonizaría una polémica con la estrella xeneize Juan Román Riquelme que le puso en el disparadero.

En enero de 2010 terminó su segunda etapa en Argentina, iniciando una nueva experiencia en el Atlético Mineiro, club al que ya había pertenecido cinco años atrás. Competir en la liga brasileña y lograr el campeonato le serviría para preparar su tercera Copa del Mundo, que se debía celebrar en Sudáfrica. Sin embargo, en esta ocasión no fue imprescindible para el “Tata” Martino, jugando sólo el intrascendente Paraguay-Nueva Zelanda de la fase de grupos.

Cáceres Guaraní

2011 fue el año de su regreso a Olimpia, aunque con menor éxito que en la anterior ocasión. Aún así, le daría tiempo a alzar un último trofeo, el Clausura, antes de abandonar La “O” para vestir la camiseta del Guaraní. Con el “Cacique” ha rozado en dos ocasiones la gloria en dos de los últimos torneos, demostrando que a sus 35 años continúa con ganas de seguir dando guerra.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Trackbacks / Pingbacks

  1. Cromos inolvidables: Hicks | Libreta en blanco - 19 junio, 2014

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: