Cromos inolvidables: “Chengue” Morales

Cromo Morales

En el segundo capítulo de futbolistas que llegaron a nuestra Liga tras disputar la Copa del Mundo, hoy le toca el turno a Richard “Chengue” Morales, delantero uruguayo que en su momento fue el fichaje más caro en la historia del Club Atlético Osasuna.

Incidentes Clásico

Comenzó su carrera en modestos del fútbol charrúa como Platense y Basañez, antes de cumplir el sueño de jugar en el club de su vida, Nacional de Montevideo, en 1999. Al año siguiente viviría intensamente la rivalidad con Peñarol,  al repartirse los dos enemigos irreconciliables los Torneos Apertura (cayó del lado “albo”) y Clausura (ganado por los aurinegros). En este segundo episodio se viviría un momento bochornoso en el historial del clásico, con una pelea multitudinaria en la que Morales fue uno de los cabecillas, y que acabó con el encarcelamiento y posterior procesamiento de diez futbolistas (entre ellos él mismo) y el entrenador de Peñarol. Superado ese trance, las dos escuadras  se reencontrarían en el Torneo Final para decidir el campeón, que caería del lado de Nacional gracias a un gol de un viejo conocido de la afición del Depor, “Manteca” Martínez, en el encuentro de ida.

Fuente: Clarín

Fuente: Clarín

Repetiría éxito al año siguiente en la competición doméstica, aunque quedó empañado en parte por su expulsión en las semifinales de la Copa América ante México, que finalmente caerían del lado azteca. Tras igualar la contienda que había desequilibrado Borgetti, vería el camino de los vestuarios casi al final del encuentro y ya con el marcador en contra, tras protagonizar un feo altercado con Manuel Vidrio (curiosamente ese mismo verano se convertirían en compañeros de equipo). Ese mal sabor de boca se lo quitó en la repesca para disputar el Mundial de Corea y Japón, donde tendría su “minuto de gloria”. Ante Australia el “Chengue” se convertiría en héroe otorgándole la clasificación a la celeste el billete mundialista tras doce años de ausencia con un doblete en la vuelta. Saliendo del banquillo revolucionaría el choque, llevando el delirio a las abarrotadas gradas del legendario Estadio Centenario de la capital.

Antes de viajar a Asia, le daría tiempo a añadir un Apertura más a su palmarés, que mantenía el ritmo de torneo por año. Ya en el Mundial, y tras perder ante Dinamarca y empatar ante Francia, Uruguay se la jugaba contra la sorprendente Senegal. Tras empezar rematadamente mal, con un contundente 3-0 en la primera parte, Morales sería de nuevo clave en una remontada épica, anotando el gol más rápido de un suplente en la historia de los mundiales (lo celebró gol quitándose la camiseta para mostrar la que mostraba el 10 de su amigo Fabián O’Neill que no pudo jugar por problemas físicos) y abriendo el camino a un insuficiente empate final certificado por Forlán y Recoba.

Fuente: As

Fuente: As

Ese buen papel personal hizo que se avivara el interés de clubes europeos por contar con sus servicios, lográndolo Club Atlético Osasuna en el mercado de invierno de la 2002-2003. Presentado como regalo de Reyes para el proyecto pamplonica, siendo en ese instante el fichaje más caro de la historia del club navarro (se habló de 2 millones de euros). Allí se reencontraría con el anteriormente citado Vidrio y su compatriota Pablo García, estrenándose como “rojillo” apenas una semana después en partido de Copa ante el Real Unión. Pese a su condición de incorporación estrella apenas tuvo continuidad, terminando la temporada sin ver puerta. No mucho mejor para él fue la 2003-2004, ya que la llegada de Bakayoko y Webó le restaron posibilidades de acompañar a Aloisi en punta. Por lo menos pudo sacarse la espina de no haber marcado el año anterior, anotando dos tantos consecutivos en la fase final del campeonato ante Valladolid y Málaga (lamentablemente sólo sirvieron para sumar sendos empates).

Fuente: Osasuna

Fuente: Osasuna

Tras dos años con más sinsabores que éxitos por fin le llegaría la oportunidad de reivindicarse. Rivalizaría con el propio Aloisi y con el recién llegado Milosevic por jugar en punta, y protagonizaría una espectacular racha entre las jornadas once y diecisiete, marcando siete goles en otros tantos encuentros. También participaría en la espectacular trayectoria copera de Osasuna, que llevaría al cuadro navarro a jugar la final ante el Betis en el Vicente Calderón. Titular en este partido, el “Chengue” vió como se le escapaba de las manos la opción de conseguir su primer título en España cuando Dani batía a Elía a sólo cinco minutos del final de la prórroga.

Chengue Roberto Carlos

En su mejor momento desde que llegara a España, el uruguayo cambiaría de aires ese mismo verano, dejando Pamplona para fichar por el Málaga a cambio de unos 600.000 euros. Se unió a la colonia charrúa que ya formaban allí Marcelo Romero y Óscar Javier Morales, contando bastante para Antonio Tapia en el arranque liguero. Aún así tuvo que esperar para marcar hasta el partido de Copa disputado ante el modesto Baza, aunque eso no evitó la sorprendente eliminación malaguista. Poco a poco fue saliendo del once inicial, y pese a su nacionalización como español fue quedando relegado a minutos sueltos en los que volvió a las andadas, al tomarla con Roberto Carlos en la visita del Real Madrid a La Rosaleda. Fue perdiendo aún más peso en el equipo con la llegada al banquillo de Manolo Hierro, y sólo a seis partidos del final de Liga estrenaría su casillero frente precisamente a Osasuna, rompiendo un año de sequía en el torneo de la regularidad, aunque de nada valió para evitar un descenso cantado

Fuente: As

Fuente: As

No le fue mucho mejor en la 2006-2007 en Segunda, quedándose en un pobre bagaje ofensivo de tres goles en un pésimo año de los costasoleños, que sólo fueron capaces de sellar su permanencia en el último tramo del ejercicio futbolístico. A los 32 años su futuro se presentaba negro en Málaga, y eso hizo que buscara un nuevo destino, regresando a Nacional en agosto de 2007.

Chengue Nacional 2007

No perdió su carácter polémico, y en el clásico correspondiente al Apertura 2007, tuvo un cruce de palabras con Matías Manrique y el director contrario Gustavo Matosas (ex de Lleida y Valladolid), resultando expulsados ambos jugadores. Antes, ya había dejado su impronta marcando el gol de empate, y viendo como se le anulaba uno válido.

Tras apenas un año  en Montevideo y una docena de goles, en septiembre de 2008 firmaba por el Gremio, donde sólo disputaría seis encuentros. En febrero de 2009 volvería a hacer las maletas rumbo a Ecuador para incorporarse al por entonces campeón de la Copa Libertadores de América, Liga Deportiva Universitaria de Quito, como recambio del lesionado Reinaldo Navia. Esa aventura apenas duró dos meses, porque el 3 de abril Morales abandonaba Quito alegando la enfermedad terminal que sufría su padre.

Chengue TVFénix contaría con los servicios del “Chengue” para su regreso a la élite del fútbol charrúa en el mes de julio, aunque el espigado delantero sólo disputó los primeros choques de un Apertura en el que los albivioletas acabaron como colistas, lastrado por una hernia discal. Con 36 años esperó sin éxito la llamada de Nacional,  lo que precipitó su retirada sin haber cumplido su sueño de hacerlo con la camiseta tricolor (se desquitó recibiendo un homenaje en mayo del año pasado). En los últimos años ha participado en los más diversos programas de televisión, hablando tanto de su trayectoria como de su visión del fútbol, siempre marcada por el espíritu combativo y peleón que le acompañó durante sus años en activo.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: