Cromos inolvidables: Dani

Fuente: Ediciones Este

Fuente: Ediciones Este

Estar incluido en la trilogía de máximos goleadores de un club histórico (199 entre Liga, Copa del Rey, Copa de la UEFA y Copa de la Liga) ya es algo que hace merecedor de estar incluido en esta sección. Si además acompañas en ese honor a dos auténticos “monstruos” de la entidad a la que has pertenecido durante la práctica totalidad de tu trayectoria como Zarra y Bata, eso justifica aún más su elección como protagonista de un post en este apartado en el que intento refrescar la memoria de los que crecimos disfrutando con las colecciones de cromos. Por eso hoy repaso la trayectoria de uno de los símbolos del Athletic Club de Bilbao: Daniel Ruiz Bazán, “Dani”, delantero que durante más de una década deleitó con su entrega y puntería a una parroquia tan exigente como la que , cada dos semanas, llena los asientos de la Catedral del fútbol español.

Hijo de un guardia civil riojano, Dani vino al mundo en Sopuerta un 28 de junio de 1951, pero al poco tiempo se trasladó con toda su familia a Sodupe, donde empezó a jugar al fútbol, y donde tuvo la primera oportunidad de hacerlo a nivel oficial. En un partido del juvenil en el que el entrenador no tenía suficientes futbolistas para jugar le dió la oportunidad de vestirse de corto. Allí continuaría hasta que su nombre apareció relacionado con un interés del Real Zaragoza en el mítico diario bilbaíno “Hierro” (años después el propio delantero reconocería en una entrevista para el foro Athleticzales que fue una estratagema elaborada por un aficionado llamado Rozas, que tenía negocios en la capital del Ebro, y consiguió colar ese ficticio fichaje como cierto).

Fuente: ETB

Fuente: ETB

Sea como fuere, días después emisarios del Athletic se plantaron en Sodupe para ficharlo, aunque en principio sólo para tenerlo bajo su órbita (no parecía haber mucho interés por contar realmente con él). Por entonces tenía un buen trabajo en el Banco Guipuzcoano, pero a partir de ese momento su futuro estuvo muy alejado del sector bancario, aunque primero tuvo que prometerle a su padre que se lo tomaría en serio. El camino al primer equipo no sería fácil:  acabó la temporada en el Sodupe, y luego estuvo en el Villosa, el Getxo, y el Bilbao Athletic, antes de ser cedido durante dos años al Barakaldo. Allí se foguearía, en una Segunda muy exigente antes de poder cumplir con su sueño de jugar en la primera plantilla de los “leones”, algo que consiguió a los 23 años, de la mano de Iriondo.

Tuvo que hacer frente a la competencia de Lasa, fichado dos temporadas atrás del Granada, y sus primera apariciones fueron como suplente en encuentros complicados. Aún así, conseguiría marcar en la octava jornada, derrotando el Athletic al Espanyol con ese solitario gol, lo que le abrió las puertas de la titularidad como extremó derecho, retrasando a Lasa al lateral. Con ese nuevo rol en la plantilla, Dani lograría un doblete ante el Murcia de Puskas en la victoria vasca en La Condomina (2-4). Volvería a intercalar presencias en el once y el banquillo hasta final de temporada, en la que sumaría dos tantos más, aunque en el lado positivo parecía que su futuro sería mejor.

Dani en la vuelta de la final de la Copa de la UEFA

Así fue, y la 75-76 le consolidó en la delantera rojiblanca, consiguiendo ser el máximo goleador del equipo, contribuyendo de forma decisiva a la clasificación europea. En la siguiente temporada repetiría galardón al lograr 16 goles en Liga, incluyendo un triplete contra el Espanyol y sendos dobletes a dos rivales de fuste como Real Madrid y Real Sociedad. Europa también lo vería estrenarse en el capítulo anotador, con otro hat-trick al Ujpesti Dosza y otro doblete en el partido de ida ante el Milán. Fue un año para enmarcar, y sólo la Juve le impidió levantar la Copa de la UEFA con un gol de Bettega en la vuelta de la final en San Mamés. En el lado negativo, la pena máxima que falló ante el Betis en la tanda de penaltis de la final de la Copa del Rey, que finalmente se llevó el Betis tras erra el lanzamiento decisivo Iribar.

A nivel personal todo iba viento en popa, y en septiembre de 1977 debutaba con la selección española en un amistoso en Suiza. Curiosidades de la vida, su estreno internacional con la Roja coincidió con el de otro protagonista de esta sección, el burgalés Manzanedo. De vuelta a la Liga con el Athletic, demostró que su olfato goleador estaba intacto, y aunque tardó siete jornadas en “mojar”, al final del año sumaba una veintena de dianas, a las que unió cuatro más en la Copa de la UEFA. Con esas cifras entró en la lista de Kubala para el Mundial de Argentina, donde el “guerrillero entró por la puerta grande marcando (minuto 1:40 del video), aunque su gol fue inútil para conseguir ganar a Austria, en el principio del fin para España en este torneo.

El verano estuvo a punto de romper el idilio de “El guerrillero” con el club de sus amores. Problemas en su renovación y el interés del Fútbol Club Barcelona por contar con sus servicios estuvieron a punto de producir una rebelión de los socios contra el presidente “Beti” Duñabeitia, pero finalmente esa amenaza no llegó a cumplirse, para tranquilidad de quien a principios de los noventa se convertiría en alcalde de Bilbao. Al final la estrella rojiblanca amplió su contrato cuatro temporadas más, dejando atrás mes y medio de complicadas conversaciones.

Fuente: El Mundo Deportivo

Fuente: El Mundo Deportivo

Olvidados esos problemas, Dani siguió en su tarea de bombardear las porterías contrarias, pero el equipo no estuvo a su altura y el Athletic acabó muy lejos de los puestos de honor. Tampoco en la UEFA rodó bien la cosa, poque el 2-0 conseguido sobre el Ajax en la primera ronda en San Mamés fue remontada por los holandeses en la vuelta disputada en De Meer. Ese fracaso propició el fin de la brillante época de Koldo Aguirre en el banquillo bilbaíno.

El autriaco Senekowitsch fue el elegido para cambiar de rumbo la nave rojiblanca, pero aunque Dani consiguió su mejor registro goleador en Liga (21 tantos), el Athletic sólo pudo acabar en séptima posición. Volvía a llegar con buenos números a una competición por selecciones, en este caso a la Eurocopa que debía celebrarse en Italia. España quedó encuadrada en un grupo difícil, y aunque el de Sopuerta empezó contando para Kubala ante Italia, no contó para el choque contra Bélgica. En el último partido de la primera fase entraría en el descanso, marcando el gol del empate ante Inglaterra desde el punto de penalti. Incluso tuvo en sus botas la oportunidad de poner por delante a España con otra pena máxima, pero tras marcar en el primer intento la decisión del austriaco Erich Linemayr de mandar repetir el lanzamiento acabó con el fallo en el segundo. Al final Tony Woodcock acabaría con las esperanzas de acabar la cita europea con al menos una victoria.

Ray Clemence deteniendo el penalti de Dani en la Eurocopa de Italia

Ray Clemence deteniendo el penalti de Dani

De vuelta a casa el Athletic emprendió un relevo generacional, con la retirada de Iribar e Irureta y el desembarco de jóvenes como Cedrún, Sola, De La Fuente, Urtubi o Endika. No empezó bien esta nueva etapa: una derrota en casa ante el Zaragoza en casa y, sobre todo, la debacle de los “leones” en el Santiago Bernabeu (7-1) provocaron el cese de Senekowitsch, quedando Iñaki Sáez al frente de la plantilla. Aunque el equipo empezó una remontada, con Dani nuevamente como punta de lanza, sólo pudo llegar a acabar el campeonato liguero en la novena plaza.

Sáez dejó su puesto a otro hombre de la casa, un joven Javier Clemente. Sarabia rompió la racha de nuestro protagonista como máximo goleador rojiblanco en Liga, que tuvo que conformarse con el segundo puesto empatado con Argote. Lo cierto es que esta mezcla de veteranía y juventud funcionó a la perfección, y los vizcaínos se asomaron otra vez a la parte noble de la tabla, aunque para ver con desagrado como el eterno rival, la Real Sociedad, certificaba su segundo título consecutivo.

Superada la treintena, al Guerrillero se le acababan las opciones de conseguir algo grande con el club de su vida. Pero eso estaba a punto de cambiar: una temporada de ensueño iba a tener su culminación soñada en la última jornada. El Athletic hizo su parte del trabajo goleando a Las Palmas en el Insular (con dos goles de Sarabia, y uno de Argote, Urtubi y, como no podía ser de otra forma, Dani), pero debía esperar el tropezón del Real Madrid en Mestalla. En una tarde de transistores, un gol de Tendillo llevó la euforia a toda Vizcaya, rompiendo una sequía de veintisiete años.

La Gabarra volvería a surcar el Nervión al año siguiente, y con más razón todavía. Se consumó el cambio en la delantera, y el eterno capitán tuvo que dejar su lugar a los jóvenes que venían empujando fuerte, en parte debido a una lesión que le dejó fuera de juego varios meses. A pesar de todo, el viejo león tuvo oportunidad de seguir mostrando sus garras, marcando tres goles en competición doméstica (uno de ellos de gran importancia en Mestalla) y otros dos en la extinta Copa de la Liga en la campaña en la que los de Clemente firmaron un todavía hoy recordado doblete Liga-Copa del Rey que también les otorgó el título de Supercopa sin necesidad de jugar.

Esta vez sí, Dani pudo debutar en la Copa de Europa. Fue en la eliminatoria de primera ronda ante el Girondins: jugaría los últimos minutos en Parc Lescure, buscando culminar la remontada, pero un gol sobre el tiempo de Lacombe acabó con esta posibilidad. Dos semanas después llegaba la posibilidad de tirar de épica en San Mamés con su capitán al frente, pero el empate a cero final dejó en el camino a las primeras de cambio al Athletic. Aún jugando con menor asiduidad (sólo once partidos como titular en Liga), consiguió superar nuevamente la decena de goles, demostrando que no había perdido el olfato a pesar de los años transcurridos, y aportando para que su club volviera a estar entre los mejores.

Fuente: El Mundo Deportivo

Fuente: El Mundo Deportivo

Llegaba el momento del adiós, y doce años después de desembarcar en el club llegaba el momento de colgar las botas, y lo hizo logrando dos tantos que le dejaron a uno solo de alcanzar las dos centenas como futbolista profesional con la camiseta rojiblanca. El 21 de agosto recibió justo reconocimiento a su entrega con un partido homenaje en el que su Athletic se enfrentó un combinado de sus  viejos compañeros en la selección española y en el cuadro vizcaíno. Dirigido por Ladislao Kubala, estuvieron presentes hombres como Arconada, Santillana, Quini, Juanito, Zamora, López Ufarte, Camacho, Zubizarreta, San José, Aguirre, Migueli, Rincón, Carrasco, Cedrún, Sola, Bolaños, Calderón y Señor.

Fuente: Gara

Fuente: Gara

Alejado de la práctica activa del deporte que cambió su vida (que se produjo en un momento convulso para la institución) , siguió ligado al Athletic como encargado de las relaciones con la plantilla de la mano de las directivas presididas por Arrate y Lamikiz (su gestión no estuvo ausente de críticas de la afición por su supuesto entreguismo a estas dos figuras), produciéndose su salida con la llegada de Macua al Palacio de Ibaigane. Desde entonces, y aunque su nombre sonó para incorporarse al equipo de trabajo de Josu Urrutia, sigue viviendo apartado de la gestión del club

Fuente: El Correo

Fuente: El Correo

En junio de 2013, diecisiete años después de su último partido, volvió a saltar al césped de San Mamés en el encuentro que suponía la despedida de La Catedral. Sin embargo, las buenas sensaciones de participar en un día histórico se rompieron rápidamente. Dani sustituyó a Isma López en el minuto noventa, pero sin tiempo apenas de participar del juego tuvo que retirarse del terreno de juego al sufrir una rotura del tendón de Aquiles. Mala suerte para la que, seguramente, debía haber sido la última cabalgada del “Guerrillero”.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: