Cromos inolvidables: “Coke” Contreras

Fuente: Todocolección

Fuente: Todocolección

La colonia chilena ha sido una de las más numerosas en nuestro fútbol a lo largo de la historia. Desde que Higinio Ortúzar, futbolista de orígen vasco pero nacido en Santiago de Chile, defendiera los colores del Athletic de Bilbao, Valencia y Valladolid allá por la década de los cuarenta, muchos han sido los jugadores que han desfilado por la Liga, destacando nombres como Carlos Caszely, Patricio “Pato” Yañez o Iván Zamorano. Entre los últimos representantes tenemos al delantero barcelonista Alexis Sánchez y al guardameta txuri-urdin Claudio Bravo, pero hoy vamos a dar un salto atrás de tres décadas para repasar la trayectoria de un hombre que todavía hoy ostenta el privilegio de ser el segundo máximo goleador de este país en nuestra competición doméstica, Jorge “Coke” Contreras.

Fuente: El Mundo Deportivo

Fuente: El Mundo Deportivo

La comuna de Lo Barnechea, en el área metropolitana de Santiago, vió nacer a Jorge Alejandro Contreras Lira  un 3 de julio de 1960. Formado en las categorías inferiores de Palestino, pasaría una temporada cedido en el Regional Atacama antes de retornar a la disciplina de los “árabes”. Su crecimiento en la liga chilena no le permitió jugar el Mundial de España, pero poco a poco se fue ganando un hueco en la “Roja” hasta el punto de desbancar a Caszely en las preferencias de la opinión pública. Eso que hizo que la Unión Deportiva Las Palmas se interesara por sus servicios, cerrando su contratación a principios de septiembre de 1983. Junto al argentino Maschiarelli, que había estado a prueba bajo la supervisión del técnico uruguayo Héctor Núñez, venía a reforzar la parte de arriba de un conjunto amarillo que se había mostrado poco acertado de cara a la portería contraria a lo largo de la pretemporada.

Fuente: Tinta amarilla

Fuente: Tinta amarilla

Poco tardó en responder a las expectativas puestas en él, ya que en la segunda jornada se estrenó a lo grande en el Insular marcando a los diez minutos de juego. Sin embargo, no todo fue felicidad, porque mediada la primera parte Cortés marcó el gol del empate que permitió al Celta arrancar un empate. Un tanto más ante el Linares dió paso a una noche mágica, con un triplete ante el Cartagena en la jornada doce que empezó a dar la razón a quienes habían apostado por su incorporación. Al final de un año gris para los canarios el chileno compartiría la condición de máximo goleador del equipo con Benito Morales.

Fuente: El País

Fuente: El País

Con Roque Olsen en el banquillo su rendimiento no bajó, situando su bagaje ofensivo en la quincena de tantos (incluyendo tres dobletes) que contribuyeron de forma decisiva al ascenso de los “amarillos” por la vía rápida junto a los de su compatriota Santis y los canteranos Benito, Farías y Saavedra. A cinco jornadas del final de la competición los canariones sellaron su billete a Primera con un empate en Madrid ante el Castilla, logro al que podría haber unido  el de Pichichi de la categoría si no hubiera sido por el cadista Salvador Mejías.

Fuente: UD Las Palmas

Fuente: UD Las Palmas

Quedaba el reto de debutar entre los mejores, y ahí Contreras no se achicó, demostrando la clase que albergaban sus botas. Sin apenas refuerzos (sólo la vuelta de Juani y el fichaje de futbolistas modestos como Chinea, Yoyo y José) y con Pepe Alzate como técnico, la Unión Deportiva pasó dificultades en el arranque liguero. Cinco jornadas sin ganar y diez puntos en quince encuentros dieron con los huesos del entrenador gaditano en la calle, sustituyéndolo un símbolo como Germán Dévora. El revulsivo no funcionó y hubo que recurrir al plan C, Ruiz Caballero, otro hombre de la casa, con el que por fin los grancanarios empezaron a carburar. Contreras se convirtió nuevamente en la bandera ofensiva que guió a sus compañeros a la permanencia, incluyendo la histórica remontada al Real Madrid en el Insular.

La nueva temporada trajo un nuevo cambio en el banquillo, con la llegada del húngaro Kovacs. Por segundo año consecutivo, y a pesar de los diez goles de la estrella amarilla, Germán Dévora tuvo que volver a hacerse cargo del equipo. En esta ocasión el cambio surtió efecto, y el equipo se salvó de apuros en una temporada complicada, la del mítico play off. Con diecisiete tantos al final del año, el chileno demostró su maestría a balón parado y sólo fue superado en la clasificación de máximos goleadores por Hugo Sánchez, Lineker, Magdaleno y Calderón, empatando en el quinto puesto con Pichi Alonso y Poli Rincón. Ese verano le trajo un regalo inesperado más: la final de la Copa América en  Argentina. Tras dejar en el camino a Colombia en semifinales, los pupilos de Orlando Aravena se citaron con Uruguay en un escenario inmejorable, el Monumental de Buenos Aires. En un partido igualado tuvo que ser Pablo Bengoechea, que tras el campeonato ficharía por el Sevilla, el que decidiera el título, dejando a “Coke” y sus compañeros con la miel en los labios.

No pudo repetir éxito en la campaña siguiente, y Germán Dévora fue destituido sin terminar la primera vuelta, con los isleños en penúltima posición de la tabla. El desembarco de Roque Olsen supuso una mejora para el equipo, pero insuficiente para revertir la situación, que acabó con el descenso de la Unión Deportiva tras tres campañas ente los mejores del fútbol español. Si bien el año en lo colectivo fue negativo, su goleador seguía haciendo historia al sumar una docena más de trofeos a su vitrina.

Tras haber intentado sin éxito desvincularse del club en el verano de 1988 y pasar un año en Segunda la morriña pudo a Contreras, que retornó a su país para cumplir uno de sus sueños: vestir la camiseta de Universidad Católica a las órdenes de Vicente Cantatore. Dejaba atrás un historial al alcance de pocos: 93 goles en 257 partidos oficiales.

Fuente: Don Balón

Fuente: Don Balón

De vuelta a Chile le llegó una gran oportunidad: jugar la Copa America como anfitrión. Llegó a marcar en la fase de grupos ante Perú, aunque en la fase final la “Roja” claudicó ante Brasil y Argentina, que se convertiría en campeona del torneo. Tras cuatro años en la Católica y más de ochenta goles, en 1993 fue traspasado a Colo Colo, con el que consiguió el título nacional de liga de aquella temporada, aunque su paso fue efímero, porque al año siguiente viajó a México para enrolarse en el Tampico Madera , en el que sólo permaneció una campaña. De regreso a Chile, formaría parte de la plantilla de Deportes Concepción (en esa época volvería a jugar en la selección con 36 años) y Santiago Wanderers antes de terminar su carrera donde todo empezó todo, en Palestino, en 1999.

Tras su retirada Contreras se formó como técnica en el fútbol base de Universidad Católica, llegando incluso a ejercer como ayudante de Chemo del Solar y de Fernando Carvallo durante 2007. Un año más tarde debutaría como director técnico dirigiendo a Unión Calera, conjunto de la Primera B chilena. Su buena racha liguera no permitió al equipo luchar por el ascenso, y en Copa los octavos fueron el límite para el avance de los cementeros. La cosa no fue tan bien en el siguiente torneo, y en abril de 2009 le enseñaban la puerta de salida del club.

Fuente: La Provincia

Fuente: La Provincia

Su trayectoria en los banquillos se vio empañada por un suceso para nada relacionado con el fútbol. En mayo de 2010 protagonizó un escándalo al ser detenido acusado de tráfico de drogas. El suceso se produjo en el aeropuerto internacional de Santiago cuando regresaba de Lima tras participar en la capital peruana en un partido de “Showbol”, junto a otros compañeros de equipo, entre ellos Iván Zamorano. Junto a él también fue retenida su pareja Ángela Candelori, dentro de una investigación de la Fiscalía Centro Norte de Santiago que buscaba desarticular una red de distribuidores de cocaína.

Fuente: Tinta Amarilla

Fuente: Tinta Amarilla

Olvidado ese incidente, Jorge Contreras llegó a Deportes Puerto Montt el 28 de diciembre de 2010, dirigiendo a los salmoneros en el Torneo Apertura de la Primera B y la Copa de Chile con un rendimiento discreto, lo que provocó que en julio de 2011, tras una sonrojante derrota copera ante Huachipato (8-0), fuera destituido. Esos últimos fracasos han hecho que de momento haya preferido centrarse en el trabajo de cantera en el Athletic Club de su localidad natal de Barnechea. Muestra de su compromiso con la comuna es el hecho de que en 2012 se presentara a las elecciones municipales.

En este video “Coke” Contreras repasa toda su trayectoria:

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: