El cambio horario moderno llega a los 40 años

Cambio horario

Esta madrugada entra en vigor el horario de invierno, lo que supondrá retrasar una hora nuestros relojes. Una costumbre que tuvo su origen en EEUU con fines económicos, y que desde hace cuarenta años se ha extendido a prácticamente todo el mundo.

De Benjamin Franklin a la crisis de 1973

Carta de FranklinLa primera mención sobre esta idea se remonta a 1784, cuando Benjamin Franklin, por entonces embajador de los recién creados Estados Unidos en Francia, envió una carta satírica al diario Le Journal de París en la que proponía medidas para reducir el consumo de velas por parte de los parisinos. Esa publicación se tomó durante años como el origen del cambio de hora. Hubo que esperar a un siglo más tarde apareció por primera vez un el primer intento serio, a cargo del constructor inglés William Willett. Willett retomó la idea de adoptar un horario diferente en verano, contando entre sus adeptos a personas de la importancia de Eduardo VII, Sir Arthur Conan Doyle o un joven Winston Churchill, aunque a su muerte la tesis no tuvo demasiado éxito.

Sin embargo, hubo que esperar a la I Guerra Mundial para que esta propuesta fuera oficializada. Los países contendientes en el conflicto bélico se sumaron progresivamente a esta corriente, que incluyó incluso a las naciones neutrales como España, donde estuvo vigente hasta la proclamación de la Segunda República. Su aplicación varió de popularidad en la primera mitad del siglo XX, siendo abandonada en épocas de paz.

Crisis de 1973Todo cambió en 1973, cuando la crisis del petróleo provocada por el boicot de la Organización de Países Exportadores de Petróleo a los estados que habían apoyado a Israel en la Guerra del Yon Kippur obligó al presidente Nixon lanzó a la población estadounidense un mensaje de austeridad, estableciendo el horario de verano durante todo el año, a modo de prueba, desde enero de 1974 hasta octubre de 1975. Pronto empezaron los inconvenientes, y se decidió volver al horario normal en otoño, una costumbre que se ha mantenido hasta hoy, y que explica lo que va a suceder esta noche.

Una medida que afecta a nuestra vida cotidiana 

Fuera de los beneficios económicos del cambio de hora, hay que señalar el influjo que tiene en nuestro estado de ánimo. Y es que hay estudios médicos que señalan la dificultad que los ritmos circadianos del cuerpo humano pueden experimentar para adaptarse a esta novedosa situación. cambios en sus patrones de sueño-vigilia y alteraciones transitorias en su bienestar, con la aparición de distimia (estado de ánimo deprimido), somnolencia, astenia, irritabilidad, nerviosismo, cefaleas y dificultades para mantener la atención y la concentración.

Efectos cambios horarios

Anuncios

Etiquetas: , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: