Crónicas de la Liga: Bale contra la maldición galesa

Bale

La estratosférica cifra pagada por el Real Madrid en el fichaje de Gareth Bale ha provocado que sobre él penda ahora mismo la espada de Damocles, al tener que demostrar lo acertado de una inversión económica tan exagerada. Por si esta presión no fuera poco, Bale no solo tiene sobre sus espaldas la presión de acercarse al nivel de los más grandes, sino también la de romper la mala suerte que ha acompañado a los escasos compatriotas que han tenido la oportunidad de jugar en nuestra liga.

Toshack y Coleman

En esos precedentes no tenemos en cuenta a los entrenadores que han llegado a España desde el país del dragón rojo, donde destaca la trayectoria del mítico John Benjamin Toshack en Real Sociedad, Real Madrid y Deportivo junto al fugaz paso de Chris Coleman por Anoeta.

Hughes

El primer galés en vestir la camiseta de un equipo de nuestra competición fue Leslie Mark Hughes, que aterrizó en el Fútbol Club Barcelona en la temporada 1986-1987 como recomendación directa del nuevo entrenador culé, Terry Venables. Llegado desde el Manchester United, el coste de su traspaso (2 millones de libras) sólo fue superado por el de Lineker, con el que Nuñez pretendía que formara una delantera de garantías que devolviera el título liguero a las vitrinas de Can Barça y permitiera a los aficionados soñar con hacer algo grande en Europa.

Hughes-LinekerDurante el verano la pareja británica copó casi todos los titulares de la prensa deportiva catalana, que veía en su poderío goleador la mejor arma para arrebatarle el campeonato al Real Madrid. Los 33 goles en dos temporadas de Hughes con los red devils y la treintena anotada la campaña anterior por Lineker en el Everton hacían presagiar lo mejor para los blaugrana.

El 30 de agosto debutaba en el Camp Nou frente al Racing de Santander, en un encuentro en el que su compañero de ataque fue el gran protagonista con un doblete. Dos jornadas después anotaría su primer tanto ante el Cádiz y dos meses más tarde se estrenaría en Europa marcando ante el Bayer Uerdingen en la Copa de la UEFA. Sin embargo, su estrella se apagó, y sólo fue capaz de anotar tres tantos más en liga.

Hughes pretemporadaTras el paréntesis estival Hughes retornó a Barcelona con ganas de demostrar su valía y con un claro propósito de enmienda que incluso dejó patente en el acto de presentación del equipo, donde reconoció sus errores y prometió volver a ser el futbolista de referencia que había fichado el club a golpe de talonario. Ni él ni Archibald parecían tener hueco en el equipo, donde las plazas de extranjero estaban otorgadas por todos los pronósticos a Lineker y a Schuster, y el delantero,  de  Wrexham fue cedido al Bayern, donde tampoco brilló en demasía al quedarse en sólo siete dianas entre Bundesliga, Copa de Alemania y Copa de Europa. Tras su paso por Baviera no retornaría al Barça, sino que sacaría billete de vuelta a Old Trafford, donde volvería a demostrar que el fútbol británico era el más indicado para sus cualidades futbolísticas. Durante las siete temporadas siguientes en las Islas sumaria goles y títulos, no sólo con el United de Ferguson, sino también con el Chelsea y el Blackburn Rovers.

David Vaughn

El segundo, y hasta la llegada de Bale último galés en disputar la liga fue David Owen Vaughan, un nombre que dirá poco al gran público y tan sólo un poco más a la afición txuri-urdin. Nacido en 1983 en Rhuddland, este mediocampista firmó por la Real en agosto de 2007 como fichaje de confianza de su paisano Chris Coleman. El objetivo era devolver al equipo a Primera, y Vaughan parecía llamado a ser importante en la consecución de ese objetivo. Se estrenaría en Ipurúa como titular y dos jornadas después marcaría su único gol en la victoria a domicilio en Las Palmas.

Vaughn Sunderland

Titular en siete de las primeras nueve jornadas de campeonato, una inoportuna lesión de pubis cortó su progresión. Eso, unido a la salida de Coleman por el enfrentamiento con el nuevo presidente blanquiazul Iñaki Badiola, provocó que sólo disputara dos partidos más con los guipuzcoanos. Su salida del club fue por la puerta de atrás, con la Real jugándose el play off la directiva intentó convencerle para que se operara y así poder ocupar su ficha con otro jugador. En ese ambiente enrarecido, el fracaso en el ascenso y la entrada de la entidad en Ley Concursal aceleraron su retorno a Inglaterra, donde ha jugado en Blackpool y Sunderland, donde aún milita en la actualidad.

Dice el refrán que “no hay dos sin tres”, pero parece impensable que el “deseado” Bale corra el destino de sus predecesores. Y es que si consigue triunfar esta temporada, no sólo se quitará la losa que pueda tener sobre sí por el precio pagado y presentará sus credenciales a candidato a mejor jugador del mundo, sino que de paso conseguirá lavar el prestigio del fútbol de su país en España.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: